Inmobiliarias en Barranquilla

inmobiliarias en barranquilla

Identificar las mejor inmobiliarias en Barranquilla no es un trabajo fácil. En la arenosa hay cientos y de todos los tamaños: grandes, medianas y de garaje.

Adicionalmente, están los agentes inmobiliarios independientes cazando oportunidades en su día a día.

Es tan amplia la oferta, que los propietarios de los inmuebles no logran identificar una que se destaque por la excelencia en el servicio. Por el contrario, encuentran opiniones desfavorables de usuarios que tuvieron experiencias negativas.

Muchos deciden entonces lanzarse al mercado por su cuenta creyendo que la tarea radica en promocionar la propiedad en Fincaraiz.com.co, pegar un aviso de ventana y esperar a que lleguen los clientes.

Infortunadamente, en la mayoría de los casos eso no es suficiente. 

Mi recomendación, por dolorosa que parezca, siempre va a ser acudir a manos expertas: una inmobiliaria.

Pero cuidado, no puede ser cualquier inmobiliaria. Una buena inmobiliaria debe ofrecer: 

  • Fotografías y videos profesionales
  • Un avaluó para salir con el precio correcto
  • Un profundo conocimiento en marketing por Internet
  • Disponibilidad para contestar las llamadas y agendar las citas
  • Pericia técnica en aspectos notariales, bancarios, tributarios y legales. 
  • Y sobre todo, que le dé más valor a la reputación que a una simple comisión.

En ese orden de ideas, ¿cuáles son las mejores inmobiliarias en Barranquilla?

Pues bien, aquí les comparto cinco tips que podrían resultar útiles:

1) TRADICION NO SIEMPRE ES CALIDAD

En Barranquilla hay inmobiliarias tradicionales con más de 50 años en el mercado. Son enormes en todo, incluso en su portafolio de clientes.

Es tanto el volumen, que terminan codificando y despersonalizando la relación con el cliente.

Ejemplo de ello es que no contestan el teléfono. Otras, agendan las visitas a la hora que ellos pueden, no a la hora que puede el cliente. La situación ha llegado al punto que la palabra “inmobiliaria” ha adquirido connotaciones negativas.

Por fortuna, hay formatos más pequeños que prestan todo su tiempo y la dedicación en satisfacer a sus clientes, tantos propietarios como compradores/arrendatarios.

Quédense con quien los escuche, no con les hable más bonito. 

2) SOSPECHEN DE QUIEN COBRE MAS Y DE QUIEN COBRE MENOS

Según la tradición comercial, las inmobiliarias en Barranquilla cobran el 3% de comisión del valor de la venta en sectores urbanos. En los rurales, la comisión es del 5%.

Para arriendos hay dos caminos: El modelo por corretaje, es decir, que cobra un canon de arrendamiento por presentar el arrendatario estudiado y aprobado por aseguradora.

O el modelo por administración, donde la tarifa oscila entre el 10% 13% mensual del valor del canon. 

Sospechen de quien cobre más o quien cobre menos, especialmente del que ofrezca descuentos; si una inmobiliaria es buena, no necesita bajar sus tarifas. 

3) TIENE QUE GANARSE LA COMISION CON EL SUDOR DE SU FRENTE

Pregunten sin pena qué reciben ustedes a cambio de la comisión.

En mi concepto, una buen servicio inmobiliario tiene que ayudar a elevar el valor percibido de su propiedad para que usted pueda obtener una ganancia extra.

Adicionalmente, debe proponer un precio de lanzamiento basado en investigaciones y análisis de datos oficiales.

Ojo! Un precio improvisado  o “a olfato”, no es nada serio y puede que estanque el inmueble. Si la inmobiliaria no cuenta con tecnología suficiente, lo mínimo que debe hacer es un avalúo certificado por La Lonja. 

A la hora de promocionar, los medios digitales son determinantes. Deben pautarse anuncios en Google, en redes sociales y en todos los portales inmobiliarios de Colombia, no solo los de Barranquilla. Y eso cuesta. 

En términos de atención, lo ideal es que se apoye en un CRM y en un equipo comercial de alto nivel y que al menos haya pisado una universidad.

La comercialización de inmuebles no puede seguir en manos de aficionados. Está en juego el patrimonio de una familia y eso merece responsabilidad.  

INMOBILIARIAS BARRANQUILLA 

Mubrick es un claro ejemplo de esas prácticas.

En menos de cinco años, Mubrick logró atraer la atención de la academia, la prensa, los constructores, más de 30.000 compradores y más de 3.000 propietarios que les confiaron sus inmuebles.

Pueden visitar la página en www.mubrick.com o ver este video de un minuto con toda la información:

 

4)NADA DE EXCLUSIVIDAD

Es normal ver inmobiliarias en Barranquilla que piden exclusividad, y si lo hacen, es porque no se sienten capaces de competir. 

Escojan la que se sienta segura de sí misma y con todo el potencial en términos de tecnología y innovación.

Cuidado con esas inmobiliarias que esconden esa cláusula en la espesura del contrato. Esas son las que le cobran la comisión así usted haya vendido la propiedad por su cuenta. 

5) NADA DE AVISOS DE VENTANA

Los avisos de ventana son una invitación para que los dueños de lo ajeno se hagan pasar por compradores, ingresen a la vivienda y se lleven un celular o una joya.

Adicionalmente, dañan la estética del inmueble. Y por último, son obsoletos; las familias ya no arrancan en el carro a tomar avisos de ventana como hace 30 años.

El proceso de compra hoy en día inicia por Internet, más exactamente, por Google, por donde usted encontró este artículo que está leyendo. 

CONCLUSION

La tendencia global es desintermediar las relaciones comerciales, tal y como lo vemos en la compra de tiquetes aéreos o de un par de zapatos.

No obstante, en los negocios inmobiliarios, siempre va a existir la necesidad de acudir a brokers. 

La gestión inmobiliaria no se resume en la toma de unas fotografías con el celular y unas publicaciones en redes sociales. Es mucho más lo que abarca y lo que exige para alcanzar la venta o el arriendo. 

Y si bien hay empresas o personas ofreciendo servicios inmobiliarios, lo ideal siempre será hacer una selección de las mejores inmobiliarias en Barranquilla bajo los criterios que acabo de compartirles.