inmobiliarias en bogotá

INMOBILIARIAS EN BOGOTA

Inmobiliarias en Bogotá: Las 3 mejores de 2020

Inmobiliarias en Bogotá hay muchas, pero pocas las que cuentan con la seriedad y resultados que exige un mercado cada vez más maduro e informado. 

En este artículo le proporcionaré el conocimiento necesario para identificar las mejores y peores prácticas del sector, de tal manera que pueda escoger la asesoría que reduzca el riesgo y agilice los tiempos de respuesta. 

Posteriormente, le presentaré las que a mi criterio fueron las tres mejores inmobiliarias de Bogotá el año pasado. 

*********

Lo primero que hay que tener en cuenta el perfil que debe tener la agencia a contratar; en la capital hay tanta oferta de agencias que muchas han decidido especializarse o orientar su estrategia a nichos, ejemplo: barrios, amoblados, bodegas, oficinas, lotes, nuevos, etc.

El espectro es tan amplio que lo mejor es contratar las que lograron especializarse, no las que disparan con perdigones a todo lo que se mueva.

Con eso en mente, ahora debe preguntarse si su interés es comprar o vender un inmueble. 

Si su interés es comprar

En este escenario mi consejo es que inicie su proceso en los grandes portales inmobiliarios, como por ejemplo,Metrocuadrado Ciencuadras o FincaraizAhí descubrirá un amplio volumen de inmuebles para conocer los precios del mercado y hacer comparaciones.

Si arranca su compra por las páginas web de las inmobiliarias y no por los portales, va a limitar la oferta de manera considerable. Es decir, no podrá formar un criterio sólido.

En estos portales hay tres tipos de ofertas: las de las constructoras, las de las inmobiliarias y las de los propietarios directos. Contrario a lo que muchos creen, hacerlo con estos últimos NO significa que le va a salir más económico comprar con ellos. 

Si su interés en vender 

Voy a presentarle las tres mejores inmobiliarias de Bogotá que sobresalieron por su calidad en el servicio, no sin antes exponer los criterios de selección que me llevaron a esa conclusión:

1. Experiencia de primera mano

Cuento con 15 años de experiencia comprando, remodelando y vendiendo inmuebles en Colombia y en Estados Unidos. 

Durante ese tránsito, he contratado los servicios de muchas inmobiliarias y eso me ha permitido conocer lo bueno, pero en especial, lo malo.

2. Uso de nuevas tecnologías, la clave de las mejores inmobiliarias. 

La mayoría de las inmobiliarias en Bogotá operan como lo hacían 60 años atrás, con avisos de ventana, cláusulas de exclusividad, asesores con poca formación, y desconocimiento del poder de Internet para conectar oferta y demanda. 

Los avisos de ventana contaminan, dañan la estética del inmueble, representan un riesgo para el propietario, y sobre todo, ignoran que los compradores inician su proceso de compra en Internet, no en las calles tomando teléfonos con un cuaderdo Norma. 

Las inmobiliarias en Bogotá que incorporen tecnología, como por ejemplo, los tour virtuales, blockchain para hacer avalúos, apps para mejorar la experiencia, códigos QR, o marketing digital para promocionar, serán de lejos las mejores.

3. Estructura, experiencia y formación contínua 

El sector inmobiliario se caracteriza por la informalidad; existen miles de asesores sin la debida formación y que producto de un despido, un divorcio o un capricho, deciden vender inmuebles.

Vender una propiedad en Bogotá va más allá de programar una cita, ser carismático y llamar al comprador insistentemente después de la visita.

Ser un bróker inmobiliario exige un cierto nivel educativo, entrenamiento en ventas, idiomas y mucha pericia técnica. El patrimonio de las familias lo merece. 

Para evitar dolores de cabeza, lo mejor será confiar un inmueble a inmobiliarias legalmente constituidas, con procesos, formación y respaldo en:

  • Contratación
  • Créditos hipotecarios
  • Ganancia ocasional
  • Impuesto de plusvalía
  • Embargos y sucesiones
  • Liquidación de gastos notariales

Y otros elementos más. 

4. Asesoría en el precio, una obligación de las inmobiliarias en Bogotá. 

Fijar un precio motivado por lo “bonito” del inmueble es un error destinado al estancamiento, el terror de todo propietario.

Recuerde que la belleza es subjetiva, así mismo la calidad de los acabados. Lo que para usted es lujoso, puede no serlo para su comprador.

Lo que nunca va a ser subjetivo son las matemáticas, es decir: área = precio.

Si los números le cuadran, el comprador pedirá una visita al inmueble y es ahí donde los impulsos sensoriales juegan a favor o en contra, ejemplo: qué se ve por las ventanas, qué se escucha, a qué huele, incluso, qué se siente; yo por ejemplo he perdido negocios porque algún miembro de la familia del comprador aparece a último momento y dice: “no sé, no tiene como buena vibra”. 

Si los números no cuadran no habrán visitas, así la propiedad tenga vista a un bosque, acabados italianos o una remodelación hecha por el mismísimo Norman Foster.

En conclusión, sin lo primero no se da lo segundo.

Las inmobiliarias deben tener las herramientas para definir el precio con precisión, sea a través de un perito, o mejor aún, de tecnología basada en blockchain y modelos econométricos.

inmobiliarias en bogotá

No confíe en una inmobiliaria que le asigne el precio a su inmueble basado en un “análisis del mercado”, que a la larga consiste en entrar a los portales inmobiliarios, poner los filtros y ver los precios de la competencia. 

Esos resultados no son exactos; son basados en lo que otros propietarios piden, no en lo que los compradores saben que deben pagar. Y en eso hay mucha diferencia. 

5. Cláusula de exclusividad

Quien exija exclusividad simplemente no se siente capaz de competir. Es una arbitrariedad y una demostración de inseguridad.

Infortunadamente la mayoría de las inmobiliarias en Bogotá lo exigen, muchas abiertamente, y otras esconden la cláusula en la espesura del contrato de consignación.

Al someterse a esa condición los propietarios quedan maniatados, tanto que no pueden vender su inmueble en caso de que el cliente haya llegado por su cuenta. 

Las mejores inmobiliarias en Bogotá no acuden a esas prácticas, son seguras de sí mismas y no les da miedo competir.

Aclarado lo anterior, a continuación las tres más confiables, serias y efectivas.

 

Ranking de las 3 mejores inmobiliarias en Bogotá 2020

..

mejores inmobiliarias en bogotá  

Mubrick – Las mejores Inmobiliarias en Bogotá

Mubrick lleva seis años en el mercado y se diferencia por el uso de tres herramientas poderosas: Internet, blockchain y neuroventas.

Como resultado, su éxito es reconocido por 4.000 propietarios que les han confiado sus inmuebles, 40.000 compradores atendidos, la prensa y la academia. Así mismo, por el gremio de la construcción y fondos de inversión.

Su foco son apartamentos y casas de estratos 4 al 6 en el norte de Bogotá, entre $300 y $1.500 millones. 

Los propietarios con urgencia de vender o arrendar sus inmuebles, reciben:

  • Avalúo GRATIS de alta precisión y confiabilidad (blockchain)
  • Fotografías profesionales SIN COSTO
  • Publicidad en 15 portales inmobiliarios, Google y redes sociales
  • Asesores con título profesional, bilingües y formados en neuroventas
  • Sólido respaldo legal, notarial, bancario y tributario

Mubrick aprovecha el marketing digital para generar demanda, y las neuroventas para convertir esa demanda en compradores.

En este enlace pueden iniciar el proceso de consignación de un inmueble:

 ✅ Clic aquí: https://mubrick.com/consignar-un-inmueble/

Una gran ventaja es que no pide exclusividad y no usa avisos de ventana.

Desventajas: no administra inmuebles en arriendo y no recibe amoblados.

Cobran el 3% de comisión en ventas, mientras que en arriendos la comisión es el valor de un canon. 

..

Pads  Las mejores Inmobiliarias en Bogotá

Esta es una de las inmobiliarias con especialidad en la comercialización de inmuebles de altos presupuestos, partiendo desde los $1.500 millones en la mayoría de los casos.

Tiene seis años en el mercado y cuenta con operaciones en Bogotá y otras ciudades.

Son obsesivos con la calidad del servicio y eso lo ponen en evidencia en la página web y en el profesionalismo de su amplio equipo de asesores.

A los propietarios les ofrecen fotografía profesional, publicidad online y asesoría durante la comercialización.

A diferencia de Inmobiliaria Bogota Mubrick, ellos administran las propiedades que les consignan en arriendo, para lo cual cobran el 8% mensual sobre el valor del canon.

En ventas, ofrecen la tarifa correspondiente a la cultura comercial en Colombia: el 3% y el 4% más Iva.

Los compradores o arrendatarios encontrarán una página web intuitiva y amigable donde podrán encontrar un amplio portafolio de inmuebles.

 

Brikks – las mejores inmobiliarias en Bogotá

Llevan tres años en el mercado y están enfocados en inmuebles de altos presupuestos en el norte de Bogotá.

Fueron unos de los primeros en incorporar los tour virtuales para mejorar la experiencia de cara al comprador.

Los socios fundadores son profesionales que cuentan con la trayectoria y la formación académica necesaria para generar confianza.

Son fuertes promocionando proyectos sobre planos de los constructores, mientras que Inmobiliaria Bogota Mubrick y Pads no trabajan ese segmento. 

Desventaja: ponen avisos de ventana.

Sus tarifas son las mismas del mercado, ni menos ni más.

Finalmente, quiero compartirles este artículo con otros criterios para identificar las mejores inmobiliarias de Colombia 2019.

Roberto Agudelo I Experto en compra, remodelación y venta de inmuebles en Colombia y EE.UU I Magister Universidad de Georgetown I Carlyl International Real Estate Investment Fund.