finca raiz 2021

FINCA RAÍZ EN EL 2021 

Finca raíz en el 2021, ¿Todavía vale la pena? 

Finca raíz y educación, las mejores inversiones para la vida. ¿Le resulta familiar esa afirmación? ..seguramente sí; eran los consejos de nuestros padres años atrás. Pero lamentablemente hoy la situación es diferente.

De antemano discúlpeme por ser pesimista, pero estoy acá para decir la verdad; no soy un Youtuber o un “gurú” financiero prometiendo hacerlo ricos en cuestión de meses. 

A lo largo de mi carrera invirtiendo en finca raíz y asesorando cientos de clientes a través de Mubrick, me he encontrado con personas frustradas por las expectativas que tenían puestas en sus inversiones inmobiliarias. Y no es para menos. 

Comprar un inmueble para inversión era rentable hasta hace unos años, tanto, que al alquilarlo se pagaban solas las cuotas del préstamo hipotecario sin tener que poner dinero adicional. Dicho eso, el retorno dependería de la valorización, la cual, ronda entre el 5% y el 7% anual según el Dane, en Colombia. Eso no es nada. 

¿Vale entonces la pena adquirir un inmueble hoy en día? La respuesta es, depende. Al invertir en finca raíz hay muchas variables a tener en cuenta: las oportunidades de inversión de cada país, el producto en sí y el perfil del inversionista. A continuación la explicación: 

 

Conozca las oportunidades de su país 

 

Si se trata de invertir en finca raíz con el objetivo de arrendar la propiedad y generar de ahí unos rendimientos, mi opinión es que, al menos en Latinoamérica, ya no es atractivo. Si lo que busca es comprar sobre planos y ganarse la valorización, tampoco. 

Otra es la historia en Estado Unidos, donde los préstamos hipotecarios tienen tasas entre el 3% y el 5%. y los inmuebles se pagan solos con el canon que paga el arrendatario. Adicionalmente, el riesgo de que ocupen su propiedad sin pagarle el canon o los servicios públicos es mínimo; allá la gente respeta y le teme a la ley.

Por su parte, ese inmueble seguramente se va a valorizar durante el tiempo, lo cual le permitirá robustecer su patrimonio.  En el peor de los escenarios, se valorizará poco, pero se valorizará; desde la crisis de 2008 la estabilidad del mercado inmobiliario en Estados Unidos es mucho más fuerte. 

Invertir en finca raíz en Colombia es muy diferente: las tasas rondan entre el 9% y el 12% EA. Al arrendar ese inmueble, recibirá el 0.4% del valor comercial por concepto de canon si el inmueble está en estratos altos, y el 0.5% si está en estratos medios. Adicionalmente, hay que pagar el mantenimiento, impuestos, la comisión de la inmobiliaria y la póliza.

Por último, hay que tener en cuenta el riesgo de tener un arrendatario que no cumpla con su obligación y la permisividad de la ley en Colombia al respecto. 

La valorización por su parte no llega al 7% anual como mencioné anteriormente, muy poco comparado con lo que puede obtener a través de otros instrumentos de inversión si se pone a la tarea de investigar y educarse. Por ejemplo, negociar acciones en Robinhood, invertir en los fondos de inversión colectiva, importar productos por Alíbabá, comprar oro o especular con bitcoin.  

Sí! Invirtiendo en finca raíz su plata está segura, pero es muy poco lo que está produciendo, hablando en términos de valorización y de renta. Eso sí, disfrutará el placer psicológico de ser propietario y el social de convertirse en un inversionista que “vive de la renta”. 

 

Saber comprar inmuebles

Si la decisión definitiva es invertir en finca raíz, tenga muy en cuenta las características del inmueble; un apartamento sin ascensor, con un solo garaje, de más de 300 m2, con más de 30 años o una cuota de administración costosa, no sería una inversión inteligente. Lo mismo si compra una casa por fuera de conjunto residencial. 

El éxito radica en comprar barato, no en vender caro. Para eso hay que contactar las inmobiliarias más reconocidas y ponerlas a trabajar en la búsqueda de inmuebles con precios por debajo del mercado. Recuerde que, al menos en Latinoamérica, ese servicio es gratuito. Las inmobiliarias en Bogotá, por ejemplo, ganan sus comisiones por parte del vendedor, no del comprador. 

No olvide muy bien revisar la tradición del inmueble, los estados financieros del edificio o el conjunto y posibles amenazas que vayan a desvalorizar el sector. Eso no se lo va a decir ni la inmobiliaria ni el vendedor si usted no pregunta. 

Invierta en inmuebles de menos de 100 m2, que no pasen de 20 años, con dos garajes, con administraciones razonables, y hoy en día, con amplias áreas comunes: piscina, canchas deportivas, teatrino, terraza lunch, parque infantil, etc. La pandemia y la inseguridad hizo que los hogares hoy prefieran realizar sus actividades sin salir de casa. Inmuebles con esas características son muy comerciales y por ende un cheque al portador en caso de una urgencia financiera. 

Le puede interesar este artículo que escribí con tips para comprar un inmueble

 

Identifique su perfil antes de invertir en finca raíz

Si usted es médico, tiene hijos, esposa, perro y la última vez que negoció algo en su vida fueron unas canicas en el colegio, mi consejo es que no juegue con su patrimonio y se dedique a invertir en finca raíz. Ese sería el mejor escenario para una persona estable y con el temor a arriesgar su patrimonio.

Pero si por el contrario usted no tiene muchas responsabilidades y vive con un apetito desmedido por el riesgo, probablemente encontrará un camino más rentable a través los escenarios de inversión que mencioné anteriormente como ejemplo. Para ello no verá ningún problema en arrendar un sitio donde vivir, evitar el endeudamiento y aprovechar sus ingresos para poner a trabajar el dinero para usted. 

 

Roberto Agudelo I Experto en compra, remodelación y venta de inmuebles en Colombia y EE.UU I Magister Universidad de Georgetown I Columnista Semana y Portafolio I Docente y conferencista I Carlyl International Real Estate Investment Fund.