mubrick

Encuentre la nota directamente en este enlace de Las Dos Orillas.

Cuando Roberto Agudelo regresó a Colombia en 2014 después de haber vivido un tiempo en Estados Unidos, la experiencia de buscar un lugar donde vivir se le convirtió en todo un drama. Las inmobiliarias lo dejaban hasta una hora esperando en el teléfono. A veces veía avisos en ventanas con un número al que no contestaban y ni hablar del tiempo que tardaba haciendo recorridos para visitar apartamentos.

Lo que él vivió es el pan de cada día que viven en Colombia quienes están buscando casa o apartamento para comprar o arrendar. Agudelo experimentó en carne propia las fallas del sector inmobiliario y decidió ponerle solución.

De ahí nació la idea de crear Mubrick, la empresa que sin oficinas pero con un software especializado, está revolucionando el mercado inmobiliario en Colombia. Se trata de una plataforma que tiene por objetivo cerrar acuerdos de compra o arriendo exitosos.

Aunque actúa de manera parecida a una inmobiliaria, su principal diferencia radica en que no solo brinda una plataforma para ofertar un inmueble sino también todo el andamiaje necesario para contactar a ofertantes con personas interesadas en su propiedad.

Hay todo un equipo de abogados, psicólogos, y demás profesionales enfocados al estudio del sector inmobiliario y a la manera en cómo las nuevas tecnologías lo están afectando.

De entrada, Roberto Agudelo, su fundador, tiene una maestría en Comunicación Digital  y es un profesor experto en el tema. Agudelo plantea que la combinación de marketing digital con entrenamiento en neuro ventas es la clave de Mubrick. “Cuando a usted le duele la cabeza, ya lo primero que hace no es llamar a un médico sino buscar en Google. Lo mismo pasa cuando quiere comprar un celular. En el sector inmobiliario la gente actúa así también”. Por esa razón, el equipo de Mubrick utiliza técnicas de posicionamiento en Google para  ubicar los inmuebles de su catálogo entre los primeros lugares del buscador, cuando una persona interesada ingresa a éste.

De igual manera el acompañamiento al usuario es permanente. El usuario que quiera encontrar apartamento o casa en Mubrick, solo debe ingresar a mubrick.com y contactar al equipo. Por su parte, quien quiera ofertar una propiedad recibe el apoyo de un equipo profesional especializado en fotografía que visita el inmueble y al día siguiente el material está en la página. Así es como procesos que tradicionalmente tardan hasta siete meses Mubrick ha logrado agilizarlos.

Mubrick inicialmente opera en Bogotá, Medellín y Bucaramanga. Sin embargo, Agudelo es claro en que hay planes de expansión. La idea es llegar a ciudades de todo el país como también a capitales de Latinoamérica como Quito, Panamá y Lima. La empresa pasó de facturar 200 millones en el 2014, a 800 en el primer semestre de 2017. La meta del año es de 1.100 millones. Roberto Agudelo sonríe cada vez que le dicen que en tan solo tres años de operación logró convertirse en el Uber o Netflix del sector inmobiliario.

Encuentre la nota directamente en este enlace de Las Dos Orillas.